¿Con que nosotros oramos y le creemos a Dios?

September 29, 2016

La fe es ejercida en la obediencia a la Palabra de Dios, y no en nuestra autosuficiencia. 
"Pero sin fe es IMPOSIBLE agradar a Dios, porque ES NECESARIO, que el que se acerca a Dios..." (Hebreos 11:6)
La pregunta es ¿cómo nos acercamos a Dios? Exacto por medio de la oración. En la intimidad de nuestro cuarto cerrado. Pues los casos de Dios son cerrados en el cuarto cerrado de la oración. Fue el consejo de Dios al pueblo de Israel por medio del Profeta Isaías:


"Anda, pueblo mío, entra en tus aposentos, cierra tras ti tus puertas; escóndete un poquito, por un momento, en tanto que pasa la indignación." (Isaías 26:20)
Y fue también la directriz y el consejo de Cristo a sus seguidores... a sus discípulos. ¿Somos o no somos seguidores y discípulos de Cristo? Pues esta instrucción de Cristo nos aplica:


"Mas tú, CUANDO ORES, entra en tu aposento, y cerrada la puerta, ora a tu Padre que está en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público."
No es asunto de hacer nuestras oraciones en público solamente cuando nos reunimos en la casa de Dios, o cuando las compartimos por los medios sociales. Tal vez si invertimos el proceso obtendríamos mejores resultados. Si hiciéramos más oraciones en privado, entre Dios y nosotros, cerrando la puerta, en lo secreto, los resultados públicos serían más frecuentes y más notables. Pero muchos solo dependemos de la oración abierta, de la oración pública, y no vemos resultados inmediatos, porque hemos invertido el orden de Dios. La intimidad con Dios determinará los resultados de la publicidad (en público) con los hombres.

 

Pero la oración no tiene ningún impacto sin la acción o ejercicio de esa fe. Debemos CREERLE a Dios y CREER en Dios. "...es necesario que el que se acerca a Dios CREA que le hay..." De nada nos sirve orar, si no creemos que DIOS ES. 
"6 Pero pida con fe, no dudando nada; porque el que duda es semejante a la onda del mar, que es arrastrada por el viento y echada de una parte a otra. 7 NO PIENSE, pues, QUIEN TAL HAGA, QUE RECIBIRA COSA ALGUNA del Señor." 
Si no creemos que Dios Todo lo puede. Si no creemos que EL puede cambiar nuestras circunstancias, que puede ayudarnos a vencer nuestros pecados, que puede darnos y mantenernos en su gracia. Santiago nos dice para que nuestra oración tenga resultados eficaces, debe ser EFICAZ. 


"Confesaos vuestras ofensas unos a otros, y orad unos por otros, para que seáis sanados. La oración eficaz del justo puede mucho." (Santiago 5:16) Luego no esperemos resultados eficaces si no confesamos nuestras ofensas unos a otros, si no oramos e intercedemos unos por otros, pues relaciones sanas con nuestros hermanos traen resultados de sanidad para nuestros cuerpos. ¿Porqué? ¡Porque el alma ha sido sanada! Por eso Cristo nos advierte y nos da este consejo:
"14 Porque si perdonáis a los hombres sus ofensas, os perdonará también a vosotros vuestro Padre celestial; 
15 mas SI NO PERDONAIS a los hombres sus ofensas, tampoco vuestro Padre os perdonará vuestras ofensas." (Mateo 6:14-16). La falta de perdón se convierte en falta de paz en nuestros corazones. La oración sin perdón, es oración sin acción. Pues la inacción causa inseguridad, la inseguridad resulta en indiferencia, y la indiferencia produce incredulidad.
Concluyo con el ejemplo que Pablo nos da de Abraham, siendo éste un ejemplo digno de imitar, pues él no permitió que la incredulidad estorbara la promesa. Pues para que sea por la gracia de Dios, tiene que ser por la fe en Dios.
"16 Por tanto, ES POR FE, PARA QUE SEA POR GRACIA, a fin DE QUE LA PROMESA SEA FIRME para toda su descendencia; no solamente para la que es de la ley, sino también para la que es de la fe de Abraham, el cual es padre de todos nosotros, 17 (como está escrito: Te he puesto por padre de muchas gentes delante de Dios, A QUIEN CREYO, el cual da vida a los muertos, y llama las cosas que no son, como si fuesen."


ES NECESARIO CREER EN ESPERANZA... 
"18 EL CREYÓ en esperanza contra esperanza, para llegar a ser padre de muchas gentes, conforme a lo que se le había dicho: Así será tu descendencia. 
19 Y NO SE DEBILITO EN LA FE al considerar su cuerpo, que estaba ya como muerto (siendo de casi cien años , o la esterilidad de la matriz de Sara. 
20 TAMPODO DUDO, POR INCREDULIDAD, de la promesa de Dios, sino que se fortaleció en fe, dando gloria a Dios..."
¿Cómo nos fortalecemos en la fe, además de por medio de la Palabra y la Oración, DANDO LA GLORIA A DIOS. 
"21 plenamente convencido de que (de que Dios) era también poderoso para hacer todo lo que había prometido..."

 

 

 

 

Please reload

©2004-2020  by ETERNAL ROCK CHURCH. All rights reserved