No te preocupes, Solo Ocúpate!

October 7, 2016

Muchos nos preocupamos por las tormentas de la vida, tanto reales, en el ámbito de lo humano, así como las tormentas espirituales y emocionales en el ámbito de la fe durante nuestro peregrinaje. Todos sin importar a qué "nivel" te encuentres, vamos a experimentar tormentas, alguno que otro terremoto y hasta volcanes, y hasta lluvias meteóricas. Pero a TODOS sus hijos Dios le ha dado UNA MEDIDA DE FE.


Digo "nivel", pero prefiero utilizar mejor la expresión de Pablo, a qué estatura. ¿Porqué? Porque la fe no se mide por niveles, pues a cada creyente se nos ha dado "una medida de fe" y con esa medida de fe, vamos creciendo a diferentes etapas en nuestro desarrollo espiritual. Nivel, es una medida de estabilidad más que una etapa de crecimiento. De hecho hay solo 2 referencias en la Reina Valera que hablan de nivel y las dos referencias se relacionan más bien con el juicio de Dios y su propósito correctivo: Isaías 28:11; 34:11. ¿Para qué usted nivela un bloque con otro, para hacer crecer a un bloque más que el otro y un bloque piense que está más alto que otros bloques y que entonces diga: "estoy a otro nivel?" La respuesta es NO, sino para llevar una medida de estabilidad entre bloque y bloque a cada renglón o filas de bloques y así mantener el crecimiento de todo el edificio.


"...de quien todo el cuerpo, bien concertado y unido entre sí por todas las coyunturas que se ayudan mutuamente, según la actividad propia de cada miembro, recibe su crecimiento para ir edificándose en amor." (Efesios 4:16) Note que habla de "actividad propia de cada miembro" no de que "estoy a otro nivel." Mi crecimiento espiritual, está más relacionado con mi relación con el cuerpo de Cristo, que con mi propio y egoísta "crecimiento personal." De hecho en un verso anterior Pablo reafirma que el crecimiento es de todos y para todos los creyentes seguidores de Cristo: "...HASTA QUE TODOS LLEGUEMOS a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, A LA MEDIDA DE LA ESTATURA de la plenitud de Cristo..." Dios está interesado en que TODOS crezcamos, y que TODOS un día seamos COMO CRISTO, y lleguemos a SU ESTATURA. TODOS!

 

Pero volviendo a "LA MEDIDA DE FE," la cual tenemos y la cual podemos utilizar para enfrentar no solo las tormentas, sino también los estragos de ella, nos dice Dios, a cada uno, a cada cual:


Primero Dios nos advierte: "no tengas más alto concepto de TI que el que debes tener." ¿Ves cómo Dios tumba los conceptos de hombres de que "estamos a otro nivel?"


"3 Digo, pues, por la gracia que me es dada, a cada cual que está entre vosotros, que no tenga más alto concepto de sí que el que debe tener, sino que piense de sí con cordura, conforme a la medida de fe que Dios repartió a cada uno."
Así que debemos pensar de nosotros en forma cuerda "con cordura." ¿Y cómo hacemos eso? Debemos pensarlo, conforme, de acuerdo, en línea con "LA MEDIDA DE FE QUE DIOS REPARTIO A CADA UNO."


"4 Porque de la manera que en un cuerpo tenemos muchos miembros, pero no todos los miembros tienen la misma función..." Vemos que Pablo también nos recuerda, que por sencilla o humilde, sofisticada o compleja sea nuestra aportación en el Cuerpo de Cristo, NUESTRA MEDIDA DE FE va más en relación CON MI FUNCION, CON TU FUNCION, CON NUESTRA FUNCION como miembro del Cuerpo de Cristo. Dios mantendrá TODO EL EDIFICIO ANIVELADO, en la medida en que CADA UNO se mantenga en SU LUGAR, en su POSICION, y ejerzamos nuestra función.


Pablo nos sigue orientando en ese mismo capítulo, que el trabajo es de TODOS, y aunque tengamos una posición y función en el Cuerpo de Cristo, SOMOS UN CUERPO y TODOS SOMOS MIEMBROS UNOS DE OTROS. O sea que NOS NECESITAMOS.


"5 así nosotros, siendo muchos, somos un cuerpo en Cristo, y todos miembros los unos de los otros."


"6 De manera que, teniendo diferentes dones, según la gracia que nos es dada, si el de profecía, úsese conforme a la medida de la fe; S DADA," sin importar lo diferente de nuestros dones. Nadie recibe un don o dones, si no es Dios quien lo da por medio de Su Espíritu.


"6 De manera que, teniendo diferentes dones, según gracia que nos es dada, si el de profecía, úsese conforme a la medida de la fe..."


Ahora, ¿cómo es que debemos utilizar esos dones dados por Dios? Exacto CONFORME A LA MEDIDA DE LA FE" que Dios nos dio a cada uno.


"7 ...o si de servicio, en servir; o el que enseña, en la enseñanza..." Well, like they say in English: "You get the picture."
Entonces, ¿cuál es mi punto? Sencillo, ya que todos tenemos UNA MEDIDA DE FE, y cada uno TIENE UNA FUNCION, parte de nuestra función es LA ORACION. ¿Hay una tormenta que se llama MATEO? Hay un Señor TODOPODEROSO que se llama JESUCRISTO, quien ha demostrado que durante las tormentas, y luego de los estragos de ellas EL ESTA EN CONTROL. Y no nos olvidemos que EL TODAVIA CALMA LOS VIENTOS Y LA TEMPESTAD! Su mano poderosa y su voluntad PROVIDENCIAL Y SOBERANA, es la que está en control de todo. Confiemos, oremos, y dependamos de Dios y utilicemos nuestra fe. Gracias y que Dios nos guarde a Todos!

 

 

 

 

Please reload

©2004-2020  by ETERNAL ROCK CHURCH. All rights reserved