Tanta cosa y la palabra “positivo” ni siquiera es Bíblica...

December 9, 2016

“Porque en el evangelio la justicia de Dios se revela por fe y para fe, como está escrito: Mas el justo por la fe vivirá.” (Romanos 1:17)

Recuerdo a un cierto hombre que visité en una casa de ventas de autos. Luego de un rato de hablar con él, me percaté que era un hombre confundido. Primero decía que "iba a una iglesia dis que cristiana," y luego me habló de la "energía negativa" y/o "positiva" de la gente." Pude inmediatamente comprender que estaba envuelto en un sincretismo religioso, entre el "cristianismo," la nueva era y el "pensamiento positivo" del espiritualismo.

"Todo lo que no proviene de fe, es pecado..."
Si como creyentes, hijos de Dios, vamos a vivir como dice la Escritura, entonces debemos concluir, que el creyente no está llamado a "ser positivo," sino que esta llamado a vivir santa y piadosamente, a tener fe, a tener confianza, a vivir por la fe, pues la fe proviene de Dios y es lo que le agrada. El "positivismo" es un invento de los hombres y muchos lo relacionan con polaridad. Pero no es lo mismo, como que el café no es agua.

Primero definamos la palabra "positivo" viene del Latín (no un lenguaje de los originales de las Sagradas Escrituras) “positivus” compuesto de “positus” poner y “tivus” que implica una relación activa. La idea de esta palabra es la de “tener una posición real." Pero en la realidad el adjetivo latino “positivus” no designa a lo real, sino a lo accidental. Es como algo aceptado por lo convencional de los hombres, pero en la realidad puede ser accidental.

¿Pero de dónde surge eso del “pensamiento positivo?” La filosofía o movimiento del pensamiento positivo, es la creencia de que el pensamiento de una persona es el factor principal con relación a sus circunstancias. Supuestamente, solo por tener un “pensamiento positivo” todas las circunstancias, influencias y personas negativas, van a ser vencidas, derrotadas, desviadas, etc.
Los autores Hunt y McMahon lo llaman “un disfraz de técnicas de producción de fe, para conseguir poder espiritual...," en su libro "La Seducción de la Cristiandad."

Aparte de Napoleón Hill, dos de los máximos exponentes del disparate del “pensamiento positivo” lo son, o eran, los fenecidos Norman Vincent Peale y uno de sus discípulos más prominentes, Robert Schuller. Vincent Peale presenta lo del “pensamiento positivo,” mientras que Schuller le da una variante como “pensamiento posibilista.” Vincent Peale es considerado o era considerado “el evangelista del poder de la mente.” Para ambos la mente tiene poder para influenciar a Dios, de tal forma, que lo obliga a hacer aquello que nosotros hayamos “pensado” que El hará.
Asi que ya no es la fe, o sea creerle a Dios y a su Palabra, sino que es el poder de la mente lo que mueve a Dios. Quien influyera grandemente en la vida de Vincent Peale, un notorio brujo mental llamado Napoleón Hill, escribió varios libros con esos temas. De acuerdo a Hill: “...el potencial humano ilimitado actua a fin de desarrollar “el poder de la imaginación.” Tal era el pensamiento aberrado de Napoleón Hill, que el decía que tenía “nueve consejeros” espirituales que le visitaban para darle consejo e iluminación. Eran a saber: Emerson, Paine, Edison, Darwin, Lincoln, Burbank, Napoleón, Ford y Carnegie. De acuerdo a él, cada noche llevaba a cabo una “reunión de consejo” con sus consejeros imaginarios, “para conseguir conocimiento.”

Por otro lado Vincent Peale llamaba a su falsa enseñanza, “imaginación positiva,” una palabra derivada de “imaginar.” Decía él: “Hay una fuerza poderosa y misteriosa en la naturaleza humana... una especie de ingeniería mental... una poderosa idea, vieja y nueva... El concepto es una forma positiva de actitud mental, llamada “imaginar.”

¡Que contraste con lo que enseña Cristo! Jesús le dijo a sus discípulos: “Tener fe en Dios.” (Marcos 11:22) ¿Porqué fe y no actitud mental positiva o energía positiva? Porque la fe tiene un objeto, además de un objetivo: se trata de confianza en Dios sin reservas. Una total y absoluta fe en Dios. ¿Porqué? Porque no hay NADIE ni NADA en el universo en quien podamos confiar totalmente, sino solo en DIOS! La verdadera fe surge de una relación de obediencia a El. Cuando Dios responde a la oración lo hace sobre las bases de su soberanía, sabiduría, misericordia y gracia salvadora. Cuando Dios actúa no tiene que ver nada con manipularlo, pues Dios NO PUEDE ser manipulado ni por hombres ni por ángeles y mucho menos por medio de procesos mentales positivos. DESPIERTA IGLESIA!

 

 

 

Please reload

©2004-2020  by ETERNAL ROCK CHURCH. All rights reserved